Caso Técnico: Mantenimiento Industrial en Superficies en contacto con agua.

Los ingenieros de mantenimiento de un hotel de 800 habitaciones en la Riviera Maya requieren una solución para proteger de la corrosión las tapas de unos termo-tanques en el área de calderas. Es necesario asegurar que la oxidación no se traslade a la red de suministro de agua dentro del hotel.

La solución debe permitir al equipo regresar a operación lo más rápido posible y garantizar una duración de al menos un año antes de su primer mantenimiento. Nuestro equipo consideró adecuado el uso de Montó Epox SM, debido a su alta resistencia química y mecánica en pisos y superficies metálicas. Monto Epox SM cuenta con muy buenas propiedades de adherencia, dureza, resistencia a las agresiones químicas, agresiones físicas y no favorece la formación de algas o moho.

PASO 1: Preparación de la superficie

Se emplearon medios manuales y mecánicos: lijas del número 80, del número 100 y un cepillo con cerdas de acero para remover la corrosión y eliminar las falsas adherencias. También se emplearon herramientas metálicas para desprender piezas más duras. Posterior al lijado se realizó una limpieza con thinner standard para remover el polvo resultante y preparar la superficie.

PASO 2: Neutralizante de óxido

Este producto convierte las superficies afectadas por la corrosión en una capa neutral y pasiva. La superficie contaba con algunos elementos poco accesibles, por lo que se requirió emplear un atomizador para cubrir todo uniformemente. Es recomendado pintar inmediatamente después de que seque para evitar que vuelva la oxidación.

PASO 3: capa final anti-corrosiva

Una vez que la superficie con el neutralizante de óxido se encontraba seca al tacto se aplicó una capa rebajada de Monto Epox SM como primario. Se empleó una vez más el atomizador para cubrir las áreas poco accesibles de la superficie Se realizó la aplicación de una segunda capa de Monto Epox SM. Finalmente se aplicó una tercera capa de monto Epox SM sobre la superficie, garantizando una máxima cobertura y resistencia.

FINAL

La superficie en el termo-tanque se encuentra lista para regresar a la operación, con una protección garantizada de al menos 18 meses antes de su primer mantenimiento preventivo.